Consejos de tostadores

Para quienes recién se inician en el mundo del Café de Especialidad, les queremos contar que existe una serie de “pequeños” detalles que nos permiten acercarnos cada vez más a preparar el #CafePerfectoUno de ellos y el más básico, es el agua. Sí, el #H2O es un elemento determinante para el sabor del café.

Si somos estrictos, existen varios elementos a considerar: el pH, la alcalinidad o dureza temporal, la dureza total del agua, el residuo fijo a 180°C, el sabor, el color, etc… El agua definitivamente puede alterar el #cafe que hacemos. Por ejemplo, puede amortiguar la acidez del café si contiene muchos carbonatos o puede acentuar esta acidez si tiene presencia de otros compuestos.

Como dato, más del 90% de lo que tomas en un café espresso es agua. Más del 98% si el café es de filtro.

Y para considerarlo, el agua dura (o muy dura) no solo provoca problemas con la calidad del café, llega incluso deteriorar la misma cafetera por la acumulación de depósitos de cal.

¡Pero no desesperes! Antes de volverte un real experto, como aquellos que preparan su propia agua (en el futuro hablaremos de ello) te invitamos simplemente a filtrar el agua de la cañería o a utilizar agua embotellada, esto cambiará considerablemente la experiencia.