¿POR QUÉ EL CAFÉ NOS DESPIERTA EN LA MAÑANA?

¿Alguna vez te has preguntado por qué no puedes comenzar tu mañana sin disfrutar de esa negra, intensa y cautivante taza de café?

Cuando bebes café, la cafeína que se encuentra en él emprende un viaje hacia tu cerebro. La estructura de ella es parecida a la molécula adenosina, sustancia que tiene la labor de hacer que el cuerpo se sienta cansado. Al ser tan parecida la estructura de la cafeína a la de la adenosina, puede bloquearla y reemplazarla, haciendo que el organismo despierte y tenga energía🔋 (https://bit.ly/3eBWOW6) Genial, ¿no?

También, algunas neuronas, los receptores de adenosina están vinculados a los receptores de dopamina, un mensajero cerebral que promueve la sensación de placer. Así pues, cuando la cafeína afecta a alguna de estas neuronas, produce el bloqueo de los receptores de adenosina y activa los de dopamina de forma indirecta, ya que la cafeína facilita que la dopamina se una a sus receptores -y la adenosina lo impide-, provocando una oleada de energía y felicidad.

Ahora que lo sabes, escoge en el método que prefieras, el café que más te guste y comienza tu día con energía a full.